Las pinturas más interesantes del Museo del Prado

Prado Museum

El Museo del Prado esconde muchos secretos en todas y cada una de sus salas. Cada cuadro es espectacular e intrigante; deje volar su imaginación con sólo mirarlo.

La pregunta es cuáles son las pinturas más interesantes del Museo del Prado. Aunque todas y cada una de ellas son especiales, tanto por su valor artístico como por su estilo, se podría decir que hay una serie de obras más intrigantes que otras, ya sea por sus matices oscuros o por las leyendas que se han comentado.

Con la ayuda de nuestros guías de Madrid Museum Tours disfrutarás de tu recorrido por el museo disfrutando de la cultura y la historia a través de las pinturas. Le aseguramos que querrá volver en cualquier momento.

En este post, vamos a hablar de algunas de las pinturas del Museo del Prado:

Prado MuseumLa Fábula de Aracne

Aquí te respondemos un par de preguntas antes de describir la pintura.

– ¿Qué significa el violonchelo de fondo?

Nadie lo sabe.

– Hay un gato en la parte delantera; ¿dónde está el gato en la parte trasera?

La diosa Minerva (casco) sostiene al gato en su brazo izquierdo. Es por eso que sólo vemos la cola blanca del gato emergiendo del pecho de la diosa.

La pintura representa una competencia de tejido entre Aracne y Minerva.

Aracne tuvo la osadía de afirmar que sus habilidades para tejer eran mejores que las de la diosa Minerva. A esto le siguió una competición. Aracne venció a la Diosa pero no supo comportarse dignamente ya que empezó a burlarse de Minerva y ésta, como castigo, la convirtió en una araña, condenada a tejer telarañas el resto de su vida.

El fondo de la pintura muestra el tapiz tejido por Aracne: el Rapto de Europa representada por Tiziano y que se exhibe actualmente en el Elizabeth Gardner Museum de Boston. Delante, Aracne se pone de pie frente a su gran obra y Minerva, con el casco y  brazo levantado , lanza su maldición.

Las Meninas

El lienzo representa a Velázquez, el artista en primer plano a la izquierda del espectador, sosteniendo sus pinceles delante del gran bastidor, cuyo tema permanece oculto al espectador. El Rey Felipe IV de España y su esposa y al mismo tiempo sobrina, la Reina Mariana de Austria, se reflejan en el espejo de la habitación, encontrándose probablemente frente al pintor. En el centro de la composición dos damas de compañía, Las Meninas, entretienen a la infanta Margarita, única hija en ese momento de los soberanos, que ocupa el centro de la composición. En la parte derecha desde el punto de vista del espectador hay un perro y dos enanos, detrás de ellos, la dama de la reina y un funcionario de la corte observan y comentan la escena.

Al fondo, en la puerta aparece José Nieto Velázquez, comisario de la corte y director de la tapicería de la reina Mariana. Al estar abierta la puerta donde está parado, se introduce una luz desde la parte inferior de la composición que al mismo tiempo ilumina la parte frontal de la estancia. El ambiente en el que se desarrolla la escena parece ser el del estudio del artista. Podemos observar algunas pinturas colgadas en las paredes y los grandes espacios disponibles para la pose. Velázquez se retrata con la Cruz Roja de la Orden de Santiago, posteriormente añadida al cuadro con motivo de la recepción de tal orden nobiliaria.

Las Meninas se convierte así en un retrato múltiple de la familia real y de toda la corte, incluido el pintor oficial. El extraordinario juego de reflejos y la composición de la propia obra involucran al espectador en la escena y lo proyectan dentro del cuadro. Velázquez parece, por tanto, reflexionar sobre el acto mismo de la representación, entendida como una especie de mímesis de un espacio real contiguo al nuestro y recreado en un ambiente vivo y realista.

Nuestros guías durante el recorrido se detendrán en esta pintura en particular y le contarán algunas historias sobre ella y por supuesto sobre el período en que fue pintada. Después de esto traerán un espejo para ver la pintura al revés donde se pueden apreciar algunas cosas extraordinarias que no se ven de frente. Hacia atrás del cuadro verás a Velázquez como diestro cuando en la vida real era zurdo, o mientras miras algunos personajes del cuadro en la parte delantera parecerán algo difuminados pero a través del espejo se verán mucho mejor enfocados.

Prado MuseumLa adoración de los Reyes Magos por Jerónimo Bosco

Esta pintura muestra a los tres Reyes Magos adorando al Cristo recién nacido.

El segundo rey lleva una casulla cuyo cuello está decorado con una escena que muestra a la reina de Saba ante Salomón. Baltasar, el rey moro, vestido con túnicas blancas, lleva un orbe, también decorado con un ejemplar del Antiguo Testamento.

Se ha sugerido que la figura en la entrada es un Anticristo, o, más probablemente, el Herodes leproso. Hay muchas suposiciones al respecto.

Si miras a través de los detalles encontrarás criaturas escondidas en el establo y el grupo montado a caballo a la derecha que protegen sus ojos de la luz de la estrella guía.

Además, las zonas circundantes muestran una escena espeluznante con demonios voladores y una procesión de figuras fantásticas en monocromo gris.

Esta pintura habría sido un retablo, cerrado la mayor parte del tiempo y abierto para mostrar su fascinante colorido, sólo durante fiestas religiosas.

La Reina Isabel la Católica dictando su Testamento

Esta pintura muestra a la reina Isabel dictando su testamento, días antes de su muerte.

La obra fue pintada por Eduardo Rosales durante su estancia en Roma después de una larga reflexión sobre el tema histórico más apropiado para una pintura. Representa a la Reina Católica cuando dicta su voluntad en Medina del Campo el 12 de octubre de 1504, días antes de su muerte.

La pintura se caracteriza por su recuerdo del realismo reflejado en las obras de Velázquez, lo que le confiere  una atmósfera levemente tenue.

El blanco de la ropa de cama contrasta con los colores apagados de las personas presentes en la habitación. Una nota de color del cuadro proviene del manto rojo del afligido rey Fernando, cuya hija “Juana” está a su lado. También cabe mencionar que en el cuadro podemos identificar al Cardenal Cisneros como uno de los asistentes.

Prado MuseumLas 3 Gracias, 3 mujeres de verdad

Las Tres Gracias es una obra de Pedro Pablo Rubens, pintada al óleo sobre tabla en el siglo XVII. Pertenece a la etapa de pintura barroca de la escuela flamenca. Actualmente se encuentra en el Museo del Prado de Madrid.

La pintura muestra a las tres hijas de Zeus, Aglaya, Talía y Eufrosina, las tres gracias de la mitología griega. Dos de ellas están representados de perfil y la del centro, de espalda al espectador, forma un espacio cerrado cogiendo a las que están a cada lado. De este modo, simbolizan el amor, la belleza, la sexualidad y la fertilidad. En realidad, las 3 Gracias representan un significado muy personal para Rubens que desvelamos durante nuestro tour privado por el Museo del Prado. Lo que no es ningún secreto es que Rubens plasmó en la piel de las 3 Gracias uno de los más perfectos coloridos de la historia de la pintura.

Trackback URL: https://madridmuseumtours.com/es/las-mas-intrigantes-pinturas-prado/trackback/

Leave a comment:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.