25 may, 2018

Descubre los misterios de las pinturas de El Greco y Toledo

art gallery

¿Te gusta el arte y la historia? Si te sientes atraído por estas dos disciplinas, debes visitar Toledo, donde las dos están unidas en una. Además de ser el hogar de El Greco, en Toledo se crearon algunos de sus cuadros más importantes.

Otrora la capital más espléndida del Imperio Español, Toledo es ahora considerada una ciudad museo.

Las pinturas de El Greco y Toledo han sido consideradas entre las obras de arte más maravillosas del mundo y siguen constituyendo una de las atracciones turísticas más demandadas. De este modo, El Greco y Toledo se han convertido en una sola entidad .

Pero Toledo no sólo es conocida por las pinturas de El Greco,  ya que su casco antiguo, construido sobre una roca, rebosa de monumentos históricos en cada uno de sus rincones. Fundada por el Imperio Romano, tras la salida de los romanos, se convirtió en la capital de los reinos visigodos.

Durante muchos siglos los rasgos culturales de judíos, árabes y cristianos convergieron en Toledo para formar un conjunto arquitectónico sin parangón, que refleja el asombroso legado de esas tres culturas. Durante el reinado de los Reyes Católicos Toledo se convirtió  en la capital de España. ¿Crees que puedes vivir sin conocer esta maravillosa ciudad histórica? Sigue leyendo para descubrir los secretos de las pinturas de El Greco y Toledo.

➡ ¿Por qué vino El Greco a Toledo? Orígenes de las pinturas de El Greco y Toledo

Doménikos Theotokópoulos, fue un artista de origen cretense conocido como El Greco, que acabó siendo el máximo representante y símbolo del arte manierista toledano de la pintura. Vivió en Creta durante los primeros 26 años de su vida, donde desarrolló el arte típico bizantino de la isla, trasladándose más tarde a Venecia y durante un tiempo a Roma. En Venecia experimentó una gran evolución artística que contribuyó a la revalorización de la pintura del segundo renacimiento, siendo Tiziano su fuente de inspiración, primero, y Tintoretto después.

Su siguiente etapa la pasó en Roma, donde estudió el estilo manierista de Miguel Ángel. Fue en 1577 cuando se trasladó a España, donde residió y desarrolló su obra, hasta el final de su vida.

En esa época se estaba construyendo el Monasterio de El Escorial cerca de Madrid, y el rey Felipe II invitó a los más reputados artistas italianos a decorar su palacio. Así llegó El Greco a España, pasando una temporada en Madrid y trasladándose posteriormente a Toledo, donde recibió algunos de sus primeros encargos.

¿Cuál es el origen de la pinturas de El Greco y Toledo ?

Toledo era importante por ser considerada la capital religiosa de España y una de las ciudades más grandes y conocidas de Europa. Muy pronto, El Greco recibió sus primeros encargos artísticos: se le encargó la decoración del retablo mayor y dos pasillos laterales del Monasterio Santo Domingo el Antiguo en Toledo.

Entre los retablos destacan La Asunción de la Virgen (expuesto en el Art Institute of Chicago) y La Trinidad (conservado en el Museo del Prado de Madrid). Alrededor de la misma época se le encargó El Expolio, para la Catedral de Toledo.

Las pinturas de El Greco y Toledo cimentaron un gran prestigio para el pintor toledano. Sin embargo, su intención era ir a Madrid para intentar convertirse en pintor de la Corte. Sin embargo, tras recibir dos encargos del rey Felipe II, el pintor decidió quedarse en Toledo cuando se le informó de que su segunda obra no había sido en absoluto del agrado del monarca.

En 1586 le fue encargada la que hoy es su obra más conocida : El Entierro del Conde de Orgaz, que ha resultado ser el mejor exponente  de la pinturas del Greco y Toledo. Este cuadro fue realizado para la Iglesia de Santo Tomé de Toledo y a la fecha de hoy sigue deleitando a turistas de todo el mundo.

Otra obra considerada una de sus mejores obras es El Caballero de la Mano en el Pecho, realizada entre 1577-1584 (Museo del Prado de Madrid).

➡ ¿Quién es el artista que está detrás de las pinturas de El Greco y Toledo?

El Greco es una personalidad artística de suma importancia para el patrimonio artístico de Toledo y en la historia de la ciudad.

A su llegada a Toledo, pronto se mezcló con su gente, asumiendo plenamente la cultura toledana, entrando en los círculos más intelectuales, codeándose con importantes personalidades políticas, religiosas y culturales.

De origen griego, concretamente de la isla de Creta, Doménikos Theotokópoulos es su nombre de nacimiento. Vinculado a la Contrarreforma española, realizó importantes trabajos en edificios eclesiásticos de Toledo como su Catedral, el Monasterio de Santo Domingo el Antiguo o la Iglesia de Santo Tomé.

art museum in toledo➡ ¿Cuál es el estilo artístico de las pinturas de El Greco y Toledo?

El Greco desarrolló en su madurez su propio estilo artístico que originalmente estuvo impregnado por el Renacimiento y el Manierismo. Su formación artística en Italia le permitió entrelazar el estilo manierista con el color veneciano.

Los artistas manieristas romanos y los florentinos denigraban de Tiziano porque eran adeptos de Miguel Ángel y de la importancia del dibujo en la pintura. En cambio, los venecianos adoraban a Tiziano y criticaban el uso del color de Miguel Ángel.

El Greco, que se dejó influenciar por ambas escuelas, reconoció a Tiziano como un genio del color y a Miguel Ángel como maestro del dibujo.

El estilo artístico de El Greco se transformó profundamente durante los treinta y siete años que pasó en Toledo. Del estilo que trajo de Italia a su llegada en 1577, evolucionó a su propio estilo original en 1600.

Los elementos artificiales e irreales inundaron su pintura: pequeñas cabezas en cuerpos largos, luz fuerte y estridente, colores inigualables, espacios poco profundos atiborrados de figuras proyectando la apariencia de una superficie plana. Este sentido de la abstracción en su estilo pictórico se agudizó con el paso del tiempo.

➡ ¿Cuáles son las afinidades bizantinas detrás de las pinturas de El Greco y Toledo?

Las raíces artísticas bizantinas de El Greco se remontan al tiempo que pasó en Creta, donde se cultivaba el sentido del espacio y las figuras bizantinas.

Existen diferentes opiniones sobre la existencia de estos rasgos orientales en sus pinturas en su etapa final, pero hay expertos que sostienen que estos rasgos se pueden ver en algunas de sus obras. En su etapa toledana hay dos obras que se consideran de rasgos bizantinos debido al periodo cretense del artista.

En primer lugar hay que mencionar su obra Cristo Crucificado del Museo de Santa Cruz, fechada en los últimos años de su vida, en 1610, pintada en su taller personal que incluye rasgos que han sido atribuidos a su hijo Jorge Manuel.

Su segunda obra con rasgos bizantinos se encuentra en el Museo del Greco de Toledo, datada entre 1610 y 1614, y se refiere al conjunto de pinturas que representan a los doce apóstoles, serie conocida bajo el nombre del Apostolado.

Por otra parte, hay obras de la primera etapa del autor, que igualan los rasgos orientales característicos del arte bizantino, como la Adoración de los Reyes o el Tránsito de la Virgen, ambas fechadas en 1565 y que no se encuentran en territorio español.

the greco toledo➡ ¿Cuáles son las obras más destacadas entre las pinturas de El Greco y Toledo?

Las obras más características de la etapa toledana de El Greco se realizaron bajo órdenes religiosas y, en el caso del Monasterio de El Escorial, por encargo del monarca Felipe II. Estas obras se conservan en el Escorial y pueden ser admiradas por los visitantes de este famoso edificio, joya de la arquitectura renacentista.

Las pinturas de El Greco y Toledo se desarrollaron a partir de 1577, cuando el pintor griego llegó a la ciudad española directamente desde Italia.

➡ Pinturas del Greco y Toledo. Cristo curando a los ciegos (1567)

La Curación del Ciego no es característica de la etapa toledana del artista, pero es importante mencionarla ya que es considerada la primera obra de su época veneciana, fechada en 1567. Muestra los rasgos característicos de la escuela veneciana, evidenciando con pinceladas sueltas un completo dominio de la luz y el color.

A pesar de ello, se puede decir que el maestro cretense no pudo lograr un enfoque adecuado, ya que la iluminación incluye elementos algo contradictorios.

La escena representa a Cristo y a los ciegos en primer plano, presidiendo el grupo que aparece a la izquierda de la obra. A la derecha están los discípulos de Cristo. Toda la escena se desarrolla en una amplia plaza rodeada de edificios clásicos.

La pintura transmite un sentido de movimiento que puede atribuirse al eclecticismo de la época.

➡ Pintura del Greco y Toledo: El noble con la mano en el pecho (1580)

El noble con la mano en el pecho (El Caballero con la Mano en el Pecho) está datado entre 1578 y 1580 y es un óleo sobre lienzo de su temprana etapa española. Se puede atribuir al estilo manierista del artista, y es considerada una de las obras españolas más conocidas del mundo.

Un noble con la mano en el pecho es representado a medio cuerpo mirando al espectador como si estuviera ocupado en un momento de negociación. El noble viste un austero pero elegante atuendo y exhibe el mango de una espada de oro y plata y parte de un medallón del mismo material.

➡ Pintura del Greco y  Toledo: Virgen y Niño con Santa Martina y Santa Inés (1597/99)

La Virgen con el Niño con Santa Martina y Santa Inés, se considera que pertenece al periodo Toledano tardío del maestro, fechado entre 1597 y 1599. Es un óleo sobre lienzo de estilo manierista. Esta obra fue encargada para la decoración de la Capilla de San José de Toledo.

La armonía de los colores nos recuerda a la escuela veneciana. La escena está presidida por la Virgen con el Niño en brazos. Está representada sentada en un trono de nubes acompañada por dos ángeles y numerosos querubines sobre ella.

En la parte inferior del cuadro se puede ver a Santa Inés vestida con un manto rojo y con un cordero en las manos, así como a Santa Martina vestida de azul y amarillo exhibiendo la palma del martirio y el león.

➡ Pintura del Greco Toledo: Vista de Toledo (1598/99)

Vista de Toledo, fechada entre 1598 y 1599, es un óleo sobre tela de 121×106 cm de composición manierista. La pintura se exhibe en el Metropolitan Museum of Art de Nueva York, donde se expone con el título de View of Toledo or Toledo in a Storm.

Representa la ciudad de Toledo con poderosos tonos lúgubres y en la que el pintor se permitió la licencia de cambiar las posiciones de algunos edificios.

Otro paisaje del pintor que permanece en el museo que lleva su nombre en Toledo es Vista y Plano de Toledo.

museum in toledo➡ Pintura del Greco y Toledo: La adoración de los pastores (1612/14)

La Adoración de los Pastores, fechada entre 1612 y 1614, es un óleo sobre lienzo de 320×180 cm de estilo manierista. Esta pintura fue hecha para la iglesia de Santo Domingo el Antiguo y estaba destinada a ser expuesta sobre su propia tumba.

La obra se encuentra en el Museo del Prado de Madrid.

Esta obra maestra representa el nacimiento del Niño Jesús, y está compuesta en una espiral, que crea un sentido de ascensión. Formas extrañas y colores brillantes inundan la pintura, que está compuesta por el Niño Jesús en el centro rodeado por los pastores que lo adoran a él y a la Virgen.

La ropa del recién nacido irradia una luz blanca que ilumina a los demás personajes. En la parte superior del cuadro, ángeles se ciernen sobre los cuerpos de los restantes personajes.

Si su curiosidad ha sido despertada por las pinturas de El Greco y Toledo y desea visitar esta milenaria ciudad, debe ser consciente de que lo que ha leído en esta pieza transmite sólo unos pocos trazos al azar sobre la obra del Maestro Cretense y la ciudad encantada en la que vivió. Si decide visitar Toledo, conocerá muchos más detalles sobre la historia de esta mágica ciudad y del Greco, así como un relato en profundidad de su vida. Tenga la seguridad de que paseando por las calles de Toledo se fascinará por la presencia inmanente de la historia de las pinturas del Greco y Toledo.

Póngase en contacto con nosotros a través de nuestra web y visite el gran Patrimonio cultural de Toledo. Tenemos a su disposición los mejores tours privados para disfrutar de los secretos de esta magnífica ciudad. No lo piense más y escribanos para recibir toda la información que pueda necesitar sobre nuestro tour privado de pinturas de El Greco y Toledo.

 

Trackback URL: https://madridmuseumtours.com/es/greco-toledo/trackback/

Leave a comment:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.