Las Nubes de G.B. Tiepolo

http://madridmuseumtours.com/wp-content/uploads/2017/11/Giovanni_Battista_Tiepolo-2.jpgVisitar museos con pintores es un lujo. Ellos señalan detalles de composiciones que pasan inadvertidos para visitantes normales. Así llamó Antonio López nuestra atención al alabar el color rosa de los dedos de la Reina Mariana de Velázquez. De color rosa es también la nube ceñida a la vaporosa escalera dorada del Sueño de Jacob de Ribera. Y de rosa inimitable es la piel con la que solía cubrir  Giovanni Battista Tiépolo a sus personajes. http://madridmuseumtours.com/wp-content/uploads/2017/11/Giovanni_Battista_Tiepolo-1.jpg

Personalmente, me fascinan las nubes de Tiépolo. Son densas y vaporosas o sólidas y esponjosas a la vez. Mirándolas con atención, parecen expandirse. Nubes inmanentes a Tiépolo, cuya magnificencia trasciende a los personajes mitológicos y religiosos que las sobrevuelan o reposan en ellas. Las sublimes nubes algodonadas de Tiépolo reflejan degradaciones luminosas de grises y blancos que, como el rococó, murieron al mismo tiempo que su creador.

Antes de especializarse en sus brillantes imágenes cortadas, mi amigo James Rieck realizó en Japón algunas copias de frescos de Tiépolo .  James me habló de la importancia de contar con excelentes expertos para preparar el yeso aunque lo más difícil es pintar rápida y precisamente sobre la superficie húmeda antes de que ésta se seque y no absorba más pintura. En el caso de Tiépolo, se contaba que él tardaba menos tiempo en pintar sus imágenes que en mezclar sus colores. En verdad, las nubes de Tiépolo surgían tan fáciles porque no eran más que el reflejo del carácter afable que tenía uno de los grandes genios del arte de la pintura.

Trackback URL: http://madridmuseumtours.com/es/g-b-tiepolo-clouds/trackback/